miércoles, 14 de septiembre de 2011

A new Wolf Gang in the charts

Que se parece demasiado a David Byrne, que parece que Keane trancó la máquina del tiempo entre los setenta y los ochenta, que ya basta de los reproductores de ecos de Bowie... En fin, mucho de esto se ha dicho desde posiciones no tan halagadoras para con el proyecto de un extraordinario nuevo talento del indie británico, Max McElligott.


Wolf Gang es el proyecto musical por el que abandonó todo en su último año de estudios universitarios en Londres para convertirse en economista... y ahora, poco tiempo después, tras dedicación fulltime de un año, su disco debut Suego Faults. 






Como multinstrumentista con sed de pop se despacha con un setlist envolventemente poderoso pero en ningún momento agresivo por el contrario, se respira constantemente una psicodelia seductora pero casi abandónica que la torna indefectiblemente contemporánea.
Me permito compartir la apreciación de Gareth Grundy para The Guardian UK que afirma que los dos mejores tracks son "Lions in cages" y "Back to back", a los que añadiría "Dancing with the Devil" que me fascinó desde que la escuché por primera vez rotando en Urbana FM.






Sin dudas el disco se abre paso entre las influencias de este artista que además de las nombradas, se confiesa admirador de Elvis Costello, Elton John y Neil Young cuyas canciones interpretaba desde niño con sus compañeros de escuela con el beneplácito de sus padres. Seguro que muchas cosas pasaron desde aquellos tiempos y la oferta para grabar su disco con Atlantis Records, cuando sonaba cada vez más su nombre en la nueva escena londinense y "Lions in cages" se empezó a difundir en las radios desde el demo; no obstante le falta todavía muchísimo más para consolidarse, todo en él suena a promesa y las expectativas puestas en él desde la prensa y el público especializado hacen presuponer que esto es solo el comienzo. 
Es complicado establecer por otra parte adonde puede llegar su popularidad, lo cierto es que hasta ahora se lo ha escuchado muy poco aparte de su música. Es reacio a otro tipo de apariciones. Lo que suceda con este disco en la gira que ahora mismo está desarrollando (que ha pasado y tiene más fechas por todo en Reino Unido además de Alemania, Francia, Noruega e Irlanda en temporada de festivales) marcará su futuro así como lo determinará, me atrevo a vaticinar, su pronta llegada a los Estados Unidos, que espero que se dé en el justo momento para que se difunda a gran escala su muy interesante material. Con la colaboración del veterano productor Dave Fridmann (primer pedido de Max a su disquera) también gestor de discos de Flaming Lips, Mercury Rev y MGMT, no es demasiado inverosímil pensar que al menos en New York va a contar con un aliado para golpear algunas puertas... 






El futuro dirá... cuando en un par de años te martillen el cerebro con su último hit hasta en el super y te suene familiar al menos por su peculiar y musical nombre, podrás decir: "Creo que ya me suena, capaz que leí de este loco por algún blog". 




http://wolf-gang.co.uk
http://www.myspace.com/thisiswolfgang/


1 comentario:

David C. dijo...

tiene un estilo con una sensación medio ochentera. me gusta ese tipo de música.